BLOG

campanas de boda

Vanessa Núñez :: 21 de Agosto de 2012

Cuando fuimos a ver Hacienda Jacaranda por primera vez, nos quedamos totalmente enamorados de sus instalaciones. Después vimos algunos sitios más, pero yo no podía dejar de imaginarme un día tan especial como el de mi boda en sus jardines, bajar a ese maravilloso salón con toda mi gente, disfrutar de un pequeño paraíso en medio de la sierra de Madrid.
Y desde luego que la realidad superó con creces todos nuestros sueños. Todo salió perfecto. Los consejos previos de Rosa y Juan, su capacidad para resolver los imprevistos de última hora, la sonrisa y el encanto que ponen a todo lo que hacen. Perfecto, simplemente perfecto. La profesionalidad de todo el equipo te permiten disfrutar del día de tu boda como nunca te hubieras podido imaginar, y con la tranquilidad de saber que todo saldrá bien. Ponen tanta ilusión en lo que hacen que nada puede salir mal. Consiguieron que fuera el día más feliz y tranquilo de nuestras vidas. Quizá todas las parejas recuerdan así sus bodas, pero que las doscientas personas que nos acompañaban, cada cual con sus manías y sus cosas, destacaran la belleza, la calidad y la profesionalidad de Hacienda Jacaranda, es desde luego significativo. Todas las felicitaciones que recibimos eran dobles: por nuestro enlace y por la elección del lugar. Y eso, sin duda, te permite disfrutar de tu día al cien por cien.

Share