BLOG

campanas de boda

Cuestión de protocolo: Cómo acertar como invitada a una boda

En nuestra finca de Madrid llevamos muchos años celebrando bodas, por eso tenemos una larga experiencia en la organización de esta clase de eventos y amplias nociones de protocolo.

Cuando se celebra una boda siempre es importante saber qué debes llevar para no desentonar, ya seas un invitado o uno de los novios, y las normas de protocolo pueden ayudarte a acertar en esa importante elección.

Anteriormente en Hacienda Jacaranda os asesoramos sobre tocados de boda y pamelas, trajes de novia, ramos… y hoy queremos ayudar a las invitadas en su elección del vestido perfecto, así que si eres una de ellas… ¡coge papel y boli y toma nota!:bodas en madrid

1.-La invitación… Esta tendrá los primeros datos a tener en cuenta para la elección de tu look nupcial ¡y los más importantes para acertar! Si la boda se celebra por la mañana olvídate de los vestidos largos, a no ser que seas familia directa de uno de los novios o la propia novia, opta mejor por un vestido de cóctel con un corte por encima de la rodilla y acompáñalo con un tocado o pamela para conseguir un ‘total look’ muy apropiado, ¡ojo! que ese tocado no sea demasiado estravagante o grande porque podrás generar justo el efecto contrario al que deseas. Si es por la tarde ¡mucho mejor! porque podrás ir tanto de corto como de largo, como tú quieras, pero olvida los tocados, su función es tapar el sol y son exclusivamente para las bodas de mañana, a no ser que estés en Inglaterra, allí podrás lucirlo sea a la hora que sea la celebración.

2.- El color blanco… ¡Resérvalo para la novia! Si no quieres que te feliciten a ti en lugar de a la novia y pasarte toda la celebración aclarando que solo eres una invitada más no uses nunca ese color, porque además de estar ‘prohibido’ por el procolo es bastante inapropiado. Tampoco vayas con vestidos demasiado cortos o con escotes muy pronunciados, sobre todo si la boda se celebra en una iglesia, llamarás la atención más de la cuenta.

3.- En primavera y verano… opta por vestidos llenos de color, o si eliges uno negro, a pesar de que no ser el más adecuado, elige complementos con colores vivos y que hagan un bonito contraste.

4.- Vestido de boda no de noche… porque parece lo mismo pero no lo es, evita transparencias, pedrerías excesivas y lentejuelas, es igual de malo ir demasiado arreglada como ir demasiado informal, ¡busca el equilibrio!

5.- Unos zapatos perfectos… no hace falta decir que las botas están terminantemente prohibidas cuando vas a una boda, sea cual sea la época del año y aunque te queden como un guante; tampoco es muy apropiado ir con zapato plano a no ser que seas muy alta, mayor o estés ya en el término de la celebración y quieras estar cómoda mientras bailas. Un bonito zapato de salón o sandalias con tacón será la elección perfecta, ya que con ellos no solo estilizarás tu figura sino que además conseguirás dar un toque elegante a tu look e ir acorde con la celebración.

Pero sobre todo y lo más importante, ¡disfruta de la boda!: habla, conoce gente nueva, come, ríe, baila y diviértete, porque al fin y al cabo las bodas están para pasárselo bien.

Share